9 junio 2022

Productos de biocontrol: retos y oportunidades

NOFLY

El mercado de los productos de biocontrol se enfrenta a retos y oportunidades cruciales. Las tecnologías modernas de producción agrícola, basadas en el uso generalizado de plaguicidas y fertilizantes minerales, han permitido resolver de forma significativa el problema del suministro de alimentos a la población actual y, al mismo tiempo, han creado numerosas dificultades medioambientales. En la actualidad, el desarrollo y la aplicación de nuevos productos fitosanitarios no tóxicos para los seres humanos, los animales y el medio ambiente son prioridad.

El mercado mundial de bioplaguicidas alcanzó un valor de 3.960 millones de dólares en el año 2020 (Grupo IMARC). De cara al futuro, se espera que el mercado crezca a una CAGR de alrededor del 14% durante el periodo 2021-2026. Es probable que la intensificación de los esfuerzos por parte del gobierno y de los actores del mercado para incitar el uso de insumos agrícolas eficientes y ecológicos impulse el crecimiento en los próximos años, incluso si el mercado sigue enfrentando los impactos logísticos y económicos asociados a la pandemia.

El tiempo: un desafío en sí mismo

Los avances científicos suelen demorar un tiempo considerable en incubarse y evolucionar hasta convertirse en algo más que prototipos para su aplicación. La cepa B2017 de Pseudomonas putida de Futureco Bioscience fue descubierta en 2013 y patentada en 2021. En 2021, recién 8 años después de su descubrimiento, fue presentada para su evaluación como nueva sustancia activa para su uso en biocontrol en Europa (RMS, Alemania). Teniendo en cuenta los tiempos medios de evaluación de sustancias activas en la UE, no se espera que las formulaciones desarrolladas a partir de la cepa B2017 de P. putida estén en el mercado antes de 2025. La empresa podrá iniciar el retorno de la inversión al menos 12 años después de su descubrimiento. Esto está en consonancia con la tendencia general de las inversiones privadas en I+D: suelen tardar entre 5 y 15 años en generar beneficios discernibles y una media de 15 a 25 años para alcanzar el máximo rendimiento.

En este panorama, es evidente la importancia crítica de una cartera de productos en desarrollo y constante expansión, que abarque una buena combinación de candidatos en diferentes etapas y con diferentes grados de riesgos asociados. De hecho, el pipeline de Futureco Bioscience abarca sustancias activas desde la identificación hasta las etapas precomerciales: en este momento, la empresa presenta cuatro prototipos microbianos formulados listos para su registro (tres bionematicidas y un fungicida-bactericida) y una sustancia activa en fase de registro (con actividad biofungicida-bactericida).

Hacia la transición: un reto para el mercado del biocontrol

Como sabemos, la creciente crítica a las prácticas agrícolas intensivas que conducen a un deterioro de los recursos naturales y a una disminución de la biodiversidad ha llevado progresivamente a imponer más restricciones medioambientales a las actividades agrícolas mediante una «ecologización» de las políticas. A través de estas, los órganos de gobierno pretenden reducir el uso de productos químicos y pesticidas, mejorar la calidad de la salud del suelo y desarrollar y promover el uso de prácticas orgánicas.

Como partes interesadas en el proceso de producción, las empresas que fabrican plaguicidas biológicos deben tener en cuenta que la ecologización de la agricultura atravesará un difícil periodo de transición. Probablemente las prácticas de gestión integrada de plagas tomen la delantera y los productos biológicos se enfrenten a nuevas exigencias y escrutinio. Empresas como Futureco Bioscience están haciendo un gran esfuerzo para apoyar a los agricultores en esta etapa de cambio, tanto desarrollando productos biológicos con alta compatibilidad con los pesticidas convencionales como reforzando las pruebas de campo de los programas de cultivos mixtos (convencionales y biológicos) centrados en la prevención a largo plazo y la evitación de resistencias. De hecho, NOFLY WP, un producto emblemático de la empresa, es compatible con más de cien plaguicidas tradicionales (el 80% de las compatibilidades fueron probadas).

Nuevas tecnologías: oportunidades de biocontrol a futuro

El sector se enfrenta a grandes retos: el aumento de los costes de los suministros, la escasez de mano de obra y los cambios en las preferencias de los consumidores por la transparencia y la sostenibilidad. Las empresas agrícolas reconocen cada vez más que se necesitan soluciones innovadoras para estos desafíos. Las nuevas tecnologías, aplicadas a la agricultura, representan la oportunidad de responder, haciendo que los cultivos sean más rentables y las tierras más valiosas, sin dejar de responder a la creciente demanda mundial de alimentos.

Futureco Bioscience, como fabricante de productos biológicos, está desarrollando y aplicando en sus investigaciones varias tecnologías moleculares de biocontrol nuevas y prometedoras. Entre ellas los péptidos de penetración celular (nanomoléculas con capacidad para translocarse a través de las membranas celulares y suministrar una variedad de moléculas que son incapaces de superar la barrera de permeabilidad en su propia capacidad), la interferencia de ARN (estrategia de control de plagas selectiva que implica el silenciamiento de genes esenciales necesarios para la supervivencia de la plaga), o CRISPR-Cas9 (herramienta de edición de genes que utiliza secuencias cortas de ARN guía para dirigir la enzima Cas9 para introducir una rotura de doble cadena en una secuencia concreta del ADN de la plaga). A pesar del enorme potencial, no se sabe cuándo estarán disponibles comercialmente los productos basados en estas nuevas tecnologías debido a la necesidad de superar una serie de dificultades técnicas (sistema de producción escalable, formulaciones estables y, en algunos casos, también muy dependientes del medio ambiente); así como alcanzar un coste/Ha adecuado y clarificar/adaptar la normativa para obtener la autorización de comercialización.

La era del microbioma en las soluciones de biocontrol

La investigación en biocontrol se ha centrado durante mucho tiempo en el estudio de cepas individuales de agentes de biocontrol y en su interacción con patógenos y plantas huésped. Las tecnologías de secuenciación de alto rendimiento (o secuenciación de próxima generación – NGS) combinan la biología de sistemas y la bioinformática con el poder de la genómica para descifrar la biología del suelo, lo que permite optimizar las prácticas agrícolas y mejorar la salud del suelo. Por primera vez, será posible situarla en el centro de las estrategias de biocontrol, estudiando las comunidades microbianas con una resolución muy fina y utilizando enfoques holísticos.

Genomaat es la plataforma de Futureco Bioscience para el análisis metagenómico del suelo. Ofrece soluciones microbianas a medida y programas de tratamiento personalizados basados en las características distintivas del cultivo analizado y en la colección única de microorganismos de la empresa, junto con «Bioenhancers» – productos para asegurar una óptima adaptación y actividad microbiana, cuando sea necesario. Genomaat se desarrolla en tres fases: diagnóstico funcional inicial, ingeniería de la microbiota y cultivo de microbios ad hoc y, por último, evaluación de la funcionalidad mejorada. La fase central de optimización de la microbiota del suelo sienta sus bases en la larga trayectoria de Futureco Bioscience en el campo de la agrobiotecnología y en la experiencia acumulada en productos bioestimulantes.