Productos de alta calidad para la nutrición y protección de los cultivos

Una figura incombustible al mando de Producción

Vicenç Pedró, en la fábrica de Futureco Bioscience

Vicenç Pedró, en la fábrica de Futureco Bioscience

Publicado el

Vicenç Pedro, Director de Producción de Futureco Bioscience, ha sido partícipe y artífice del crecimiento de la empresa desde cerca de su fundación hasta lo que es ahora, un referente mundial en la investigación, producción y comercialización de insumos agrobiológicos de residuo cero respetuosos para el medio ambiente. Autodidacta y emprendedor incombustible, tomó hace dieciséis años la responsabilidad de la planta de producción y es una de las piezas clave que ha llevado Futureco Bioscience a ser lo que hoy es.

Cuéntenos cómo empezó su trabajo en Futureco Bioscience.

Hace dieciséis años que llegué esta empresa, antes Rafa (Juncosa, CEO de Futureco Bioscience) creó la planta de producción para los productos de Futureco. De eso ya hará unos dieciocho años. Esa fábrica se montó bajo la contratación y supervisión de un ingeniero industrial, que al parecer no dio el resultado esperado…

¿Y eso?

Aquello era complicado. Se montó en un local y unas instalaciones cuyas condiciones no eran las más  adecuadas. La cuestión es que se vendía y era complicado servir en las condiciones de calidad pretendidas. La empresa se encontraba ante un problemón. Se vendía y conseguía que hubiese clientes interesados en nuestro producto, conocíamos lo que había que hacer, pero después en  fábrica lo que se producía en ocasiones no reunía las condiciones que esperábamos.

Difícil entrada al ruedo…

Los principios son complicados. Si has empezado a vender y al principio has conseguido tener un cliente, para fidelizarlo tienes que hacer que el producto llegue a su tiempo y con la calidad óptima. Rafa se pasaba mucho tiempo viajando y se encontraba con problemas. Total, como  él me conocía, me dijo que necesitaba a una persona de confianza que le llevase la fábrica y resolviese todas esas cosas. Una persona que tuviese criterio.

Y se lo dijo a usted. ¿Ya había trabajado en algo similar?

¡No! Le dije que yo no tenía experiencia en ese ámbito. En la vida había hecho una trabajo de este tipo y lo desconocía por completo. Me dijo “seguro que lo llevas bien, a veces basta con aplicar la lógica”. Bueno, podemos decir que lo vi tan convencido que acepté. Viéndolo ahora con el paso del tiempo creo que no se equivocaba.

Asumió el reto.

¡Me metí en esa aventura, sí! Él necesitaba a alguien en el que pudiera confiar plenamente, y en quien poder descargarse de esa tarea, que controlara al personal y pudiese organizar todos los procesos de la fábrica.

¿Directamente en control de producción o en muchas más cosas?

En aquel momento no estaba delimitado el trabajo como hoy. ¡Hoy estamos a años luz de aquello! Ahora proyectamos mucha tecnología e innovación, pero el inicio fue en unas condiciones mucho más básicas. Cuando llegué al primer local, las instalaciones eran muy precarias. Dentro de las posibilidades de aquella época, la empresa se iniciaba y tampoco disponía de recursos. Entonces tenías que adaptarte mucho a maquinaria de segunda mano, sistemas semiautomáticos. Nuestros productos eran densos, con lo cual había que adaptar y ajustar equipos que se habían usado para otro tipo de productos para tener un buen resultado final. Había que revisar y rectificar casi todos los equipos al mismo tiempo que había que sacar rápido producto.

Complicado...

Sí, engorroso y complicado, pero era lo que había. Con eso teníamos que salir adelante. Entré a conocer ese mundo a base de trabajar mucho. Allí nos pasábamos noches enteras trabajando, y algunas veces necesitábamos la colaboración de todos y ponernos mano a mano a arreglar cosas, detectar incidencias y solucionarlas… Me adelgacé mucho en esa época.

Se le ve muy sano ahora.

¡Es que de eso ya hace tiempo! Está superado. ¡De esa salimos! Y eso nos permitió crecer. Por mi parte poco a poco fui conociendo el producto, la producción, el tipo de maquinaria, los reactores, los motores, los equipos y circuitos de una fábrica de estas características. Fuimos contratando y cambiando personal, renovando los equipos y automatizando los procesos y poco a poco fuimos mejorando hasta lo que somos ahora.

Tanto esfuerzo dio sus frutos.

Era lo que teníamos que hacer, porque si no sacábamos un buen producto no hubiésemos durado dos minutos en el mercado. Si ahora estamos aquí, como referentes del mercado, se debe a que lo hicimos bien en esa etapa, que a pesar de las adversidades superamos. Gracias a eso hoy estamos y somos una empresa puntera del sector.

Con una estructura fuerte y una gran inversión en I+D.

Sí. Se invierte mucho en investigación porque es el presente y futuro de la empresa, está clarísimo, pero también seguimos actualmente mejorando con el portfolio de productos bioestimulantes y nutricionales ya desarrollados para dar mayor calidad y mejor servicio. A lo largo de los años hemos reinvertido en mejoras sustanciales en espacio y equipos para hacer las cosas de forma más automatizada y controlada.

¿En qué trabajó antes de entrar en Futureco Bioscience?

He sido más bien autónomo. Me dediqué durante mucho tiempo a la jardinería y la floristería y a otros tipos de comercio. En otra etapa montamos una productora de video en la que realizábamos videos para diferentes empresas, y estaba más centrado en la edición. También trabajamos unos seis años para Televisión Española, en esa etapa realizando trabajos como cámara.

¿De cámara para televisión española? ¡Qué cambio!

Sí. Además esto de los cambios siempre de la misma forma. Empezar de cero cosas sin saber muy bien, solo por el deseo de hacer algo nuevo y diferente. Montamos la productora de video y un día se tenía que cubrir una rueda de prensa en un evento. No sé si el cámara se hizo daño o qué, pero no llegó y la cuestión es que nos quedamos sin cámara. Me ofrecí. Les dije algo así como “no pasa nada, tú dime como funciona la cámara y voy y lo grabo”.

¿Y entonces?

A partir de ese momento me pasé seis años y pico trabajando a través de nuestra productora como freelance para TVE. Digamos que fue muy bien ya que trabajábamos más que los equipos de la casa. Trabajábamos para programas con entidad y prestigio “Panorama”, “Informe Semanal”…. Programas de investigación básicamente donde los equipos fijos de TVE se resistían a trabajar el riesgo de algunos tipos de grabaciones, además de que los horarios a veces eran intempestivos y no les venían bien.

Algún entregado temerario o aventurero habría en la TVE pública …

¡Claro! Varios. No hablo por todos. Evidentemente había muy buenos profesionales encantados con su trabajo que sí se atrevían. No sé cómo será ahora, pero cubría ese tipo de casos más especiales en los que era más fácil contar para determinadas cosas con equipos externos como yo. También realizamos reportajes para una televisión Holandesa y otros dentro de ese mundo de la comunicación audiovisual…

¿Y se cansó?

Digamos que las condiciones de trabajo cambiaron y volví a la fase decorativa con la flor seca, pero siempre de forma autónoma. Exceptuando algún caso muy puntual, no he trabajado para una empresa hasta que llegué a Futureco. Aquí ya me contrataron.

Con aparente vía libre para desenvolverse de forma autónoma.

Sí, sí. Rafa me colocó desde el principio, en Granollers, con plena confianza y libertad. Él esperaba no tener que preocuparse, sabía que saldríamos bien y adelante. Él confiaba, y confía. En mi caso la confianza siempre ha sido absoluta, aparte de que tenemos un vínculo familiar. Siempre me he preocupado  y ocupado de la fábrica, de todo. En todo tipo de decisiones, lógicamente con su autorización. Creo que la jugada salió bien.

Es una persona con la facilidad de aprender y adaptarse rápido.

Aplico mucho la lógica y me fijo mucho en las cosas. Si eres una persona con cierto criterio  y capacidad de aprender sale todo. Hombre, no voy a hacer el trabajo de Carol (Fernández, Directora de I+D) porque no es suficiente con ser despierto hace falta una formación universitaria enfocada a la investigación, pero en otros ámbitos sí.

El trabajo al final es experiencia. Se aprende haciendo…

Es lo estimulante. Ahora mismo volvemos a estar en la línea en la que probablemente vamos a desarrollar cambios y probablemente ampliar. Me gustan estos retos. Llega un momento o una situación en la que tu trabajo es un poco repetitivo porque te dedicas a controlar pedidos, entregas, organizar todo, la fabricación, la gente, etcétera. Ya estás hecho a él. A mí me gusta ponerme retos.

¿Ha cambiado mucho su trabajo en producción?

Sí. He realizado todos los trabajos que puede hacer un operario en fábrica. Esto me ha permitido conocer todo de primera mano tanto procesos como maquinaria. Éramos cuatro empleados al principio y teníamos que hacerlo todo. No podía sentarme en un despacho cuando éramos cuatro. Poco a poco junto con la evolución de la empresa y la incorporación de más personal, acompañado por la implantación de las certificaciones ISO y demás, el trabajo me ha ido llevando un poco más al despacho, aunque no puedo de todos modos desatender la planta ni mucho menos. Por eso coordino todo con mi encargado de planta. En el día a día siempre hacemos una reunión para planificar el trabajo. Por ejemplo, el lunes revisamos el planning de toda la semana en función de los pedidos. Revisamos el estado de todo, desde las materias primas de que disponemos y las que están por llegar, la disponibilidad de todo y el estado de los procesos, si hay demoras, solucionar inconvenientes .... Lo que hago es coordinar desde que se verifica un pedido hasta que sale. Y ahí lo controlamos todo. Luego los imprevistos  que van saliendo en el día a día de trabajo,  las necesidades de otros departamentos en relación a la producción y el seguimiento de todos los procesos…

¿Qué es lo que más destacaría de este tiempo en Futureco Bioscience?

El crecimiento de la empresa. Ver el fruto de todo el esfuerzo y cómo hemos ido avanzando. La gente que se incorpora ahora ya no tiene esa perspectiva pero yo que llevo dieciséis años y lo he vivido es un orgullo. A nivel personal también me ha servido mucho para aprender. Me ha aportado muchas cosas, pero sobre todo satisfacción de ver que todos los objetivos que nos hemos ido marcando los hemos ido superando.

Más allá de la fábrica, a qué actividad dedica más tiempo, ¿qué le apasiona?

Todo lo que esté relacionado con el deporte, la familia y los amigos. Hago mucho deporte. Me gusta correr, ir al Gimnasio, jugar a Pádel… ¡Necesito la actividad física! Tengo muy pocas pulsaciones en reposo, y necesito activar el corazón para que no se pare (ríe).

Si tuviese que recomendar un libro, ¿cuál sería?

Un libro que siempre me ha gustado, que acabo de recomendarle a mi hijo y encontré el otro día haciendo una mudanza es La conjura de los necios. Es un libro que ya tiene sus años pero me gusta mucho.

¿Y qué música le gusta?

De todo. Si tuviese que escoger un disco o una canción escogería cualquier disco de algún grupo californiano, también el Reggae. Cualquier disco de Bob Marley.

¿Y una película?

Blade Runner. Es una película que en su momento cambió la estética del cine, sobre todo en el género de la ciencia ficción. A mí me gustan mucho los cómics. Esa película guarda mucho la estética de cóm