Productos de alta calidad para la nutrición y protección de los cultivos

El sentido de cuidar a las plantas

Marta Almazán

Marta Almazán

Publicado el

Marta Almazán, responsable de la Unidad de Nematología, Entomología y Poscosecha del Departamento de I+D de Futureco Bioscience, soñaba con cuidar animales en granjas cuando optó por estudiar ingeniería técnica agrícola. Descubrió que cuidar y curar plantas, además de ser fascinante, se le daba bien, así que empezó su carrera profesional enfocada a la Sanidad Vegetal, primero en la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC) y después en Futureco Bioscience, donde espera quedarse muchos años más contribuyendo a engrosar la oferta de agrobiológicos, además de para prevenir y curar enfermedades vegetales y proveer una seguridad mayor en la cadena alimentaria de la fruta y verdura que nos llevamos a la boca. 

¿Cuál fue el camino que le llevó a Futureco Bioscience?

Empecé ingeniería técnica agrícola en la UPC del Parque Tecnológico del Mediterráneo, en Castelldefels. Cuando acabé me decidí a hacer un máster en la misma universidad, al mismo tiempo que trabajaba como becaria en el laboratorio de sanidad vegetal con Xavier Sorribas y César Ornat. Ahí empezó mi carrera de investigación, ayudándoles en los ensayos que realizaban para la propia universidad y para empresas como Futureco Bioscience, cuyos laboratorios estaban emplazados a pocos metros.

¿Y cómo pasó a formar parte del equipo?

Desde el Departamento de Sanidad vegetal de la UPC se hicieron los primeros ensayos in vitro para evaluar potenciales agentes de control biológico proporcionados por Futureco Bioscience. El Departamento de I+D estaba a punto de mudarse a unas instalaciones nuevas en Olérdola, iban a ampliar sus laboratorios y necesitaban personal de I+D que los pusiese en marcha. Como ya conocían la manera de trabajar del departamento donde estaba , me contrataron, una semana antes de la inauguración de las instalaciones nuevas en Olérdola.

¿Puso en marcha alguno de los laboratorios de la ampliación?

Sí, el de fitopatología. Para entonces estaba bastante vacío, porque no había ni gente ni tiempo suficiente para hacer grandes ensayos en planta. Nada más entrar empecé montando la cría y mantenimiento de poblaciones de nematodos y la realización de ensayos in vitro e in vivo para probar la actividad nematicida de la gran colección de microorganismos de Futureco Bioscience. También me encargué de la cría de insectos, como la mosca blanca, y de los ensayos con ellos. Posteriormente también fui poniendo a punto la parte de fitopatología de enfermedades causadas por hongos del suelo, parte de los patosistemas que ahora tenemos.

¿Qué es un patosistema?

Es el conjunto de una planta o cultivo con su enfermedad (patología). Por ejemplo, un patosistema podría ser una planta de patata con Rhizoctonia solani, un hongo bastante común que afecta a los tubérculos y al vigor de la planta en general. Para probar los bioplaguicidas que investigamos y desarrollamos, primero hemos de poner en contacto a la planta con el patógeno y ver que se produce enfermedad en condiciones de laboratorio. Una vez montado el patosistema ya podemos empezar a probar los diferentes Bioplaguicidas y no solo ver que son eficaces si no también ir jugando con los tiempos y tipos de aplicación para mejor la eficacia y para probar las posibles propiedades curativas o preventivas de los productos.

¿Le gusta lo que hace?

Mucho. Empecé en ingeniería técnica agrícola, especialidad explotaciones agropecuarias. Hice asignaturas de fisiología y patología de plantas, pero empecé esa carrera porque quería tocar ovejas, vacas… soñaba con trabajar en una granja cuidando animales. Cuando empecé de becaria en el departamento de Sanidad Vegetal de la UPC fue cuando descubrí  que la investigación y más concreto la Sanidad Vegetal me gustaba mucho. Me sorprendía ver cómo podías incidir en las plantas, sometiéndolas a tratamientos, ver sus reacciones y los efectos de lo que tú estabas haciendo sobre ellas. Además me encantó empezar a poder aplicar los conocimientos que había adquirido en algo tangible.

Y su trabajo llega al campo a través de los productos que ensaya.

Sí. Parte de mi trabajo es diseñar ensayos de campo. Sobre todo para productos experimentales, pero también para productos que se están registrando, para completar los informes oficiales necesarios para que un producto se apruebe y pueda comercializarse. Para este tipo de ensayos has de determinar y calcular las dosis que vas a aplicar, lo que puede pasar en campo, no es lo mismo probar algo en una maceta en condiciones controladas que en un invernadero en Sevilla por ejemplo. 

En campo hay mucha más variabilidad de las condiciones atmosféricas y ecológicas.

En campo, además de observar cómo afecta el bioplaguicida o bioestimulante al cultivo, puedes también ver cómo incide en la cosecha, cómo afectan los productos a la productividad del cultivo, si las dosis que estás utilizando en laboratorio o en cámara son óptimas y si estás haciendo algo que puede aplicarse fácilmente a la realidad. Es muy interesante y rico. Me gusta mucho.

Además se llevan alguna sorpresa. Hace poco descubrieron que una bacteria que utilizaban como nematicida también tenía actividad promotora del crecimiento.

Sí, Lysobacter enzymogenes. Lo presentamos y publicamos recientemente.

De todo lo que hace en Futureco, ¿qué es lo que más le fascina?

Desmontar ensayos. Planificas un ensayo. Lo diseñas. Siembras las plantas. Tienes un microorganismo que vas a probar. Están las plantas en la cámara climática durante dos meses, que se te hace eterno. Desmontas ese ensayo. Ves si toda la faena que has hecho antes ha servido para concluir si el microorganismo ha dado bien o hay que seguir probando otros microorganismos. Es todo un proceso.

¿Llegar a desvelar el resultado?

Diría que además es llegar al resultado de una forma manual. Tratar los datos me gusta, pero más tocar la planta, observarla. Descubrir las agallas de los nematodos en las raíces, por ejemplo. 

¿Agallas?... ¿Muestras de gallardía?

Muy gallardos son los nematodos sí (ríe)… Es broma. Las agallas o nódulos son causados por nematodos del género Meloidogyne, se forman por hiperplasia e hipertrofia de las células y tejidos de las raíces como respuesta de la planta a la alimentación del nematodo.

¿Dónde se ve de aquí a cinco años?

Espero que en Futureco, por lo menos es lo que me gustaría. Puede que con más responsabilidades, más espacio físico para poder hacer ensayos más grandes, incluso ensayos en campos o invernaderos propios, sin tener que contratarlos fuera por ejemplo, dependiendo más de nuestro equipo que de equipos de fuera.

¿Qué cree que puede aportar durante los próximos cinco años a la empresa?

Muchas ganas. Me encanta lo que hago. Me lo paso muy bien yendo trabajar. Me levanto a las 6 de la mañana contenta. Poca gente puede decir eso. Puedo aportar los conocimientos que tenía y los que voy aprendiendo con el resto del equipo y con el trabajo diario. Hacer las cosas más a lo grande, hacer más ciencia y hacer crecer lo que hacemos.

¿Cuáles considera que son las líneas de investigación con más futuro a las que se está dedicando?

Las principales líneas que estoy llevando son las de nematología, desarrollo de bionematicidas, y también la de post-cosecha. Son dos líneas muy importantes, sobre todo en lo referente a bionematicidas. Cada vez hay menos productos disponibles en el mercado que se pueden emplear, los están limitando muchísimo porque suelen ser muy agresivos, contaminantes y tóxicos. Dejan muchos residuos y son químicos muy resistentes, basados en moléculas pesadas que se quedan en el entorno y tardan muchísimos años en degradarse, además de que hay que cuidar mucho las dosis porque son bastante tóxicas.

De ahí que sea casi obligado desarrollar alternativas biológicas a los nematicidas más convencionales.

Las opciones de control biológico de nematodos que hoy existen son todavía bastante pintorescas o rudimentarias. El bionematicida que desarrollemos será un producto que podrá posicionarse con mucha facilidad y supondrá un gran avance. Un número uno en ventas, lo más. Los nematodos son el gran desconocido de las plagas, y sin embargo afectan a gran variedad de cultivos y provocan pérdidas millonarias. Se suele hablar de plagas por hongos, o plagas aéreas, de insectos. Pero los nematodos están en todos los suelos. Un cambio en las condiciones del cultivo o en el tiempo puede acelerar el estallido de una plaga de nematodos, que no siempre es fácilmente reconocible, a veces parece simplemente que a la planta le faltan nutrientes, agua o se caen los frutos y hojas sin causa aparente. Los nematodos pueden destrozar las cosechas. La investigación en bionematicidas es una de las líneas de futuro más prometedoras.

Además, comentaba, de la línea de productos para post-cosecha.

Sí, ahí entra nuestro producto Biolasting, que nos está dando muy buenos resultados sobre frutas, en laboratorio y en campo. Hace poco presentamos los resultados de ensayos in vitro que habíamos hecho en manzana y melocotón. En manzana con Penicillium y Collecotrichum, dos patógenos importantes en postcosecha, y en melocotón con Monilia laxa, que también es bastante devastador.

¿Porqué es una línea de investigación tan importante?

Porque la conciencia y preocupación social por lo que ingerimos va creciendo. No es lo mismo saber que se ha tratado una planta con fungicida en campo, que con fungicida en el almacén de la fruta. Uno imagina que pasa del almacén a una bandeja o caja, y de ahí, a la boca. En campo y en hortalizas parece más lejano el contacto con residuos que en frutas ya recogidas. La gente está mucho más concienciada sobre los residuos y lo que se mete en la boca. Desarrollar productos que previenen de enfermedades en el almacenamiento de frutas, y que no dejen residuos o que sean fácilmente lavables e inofensivos es algo que se está promoviendo e impulsando desde la administración y la sociedad civil.

¿Cuál es su producto favorito?

Biolasting. Es con el que más he trabajado en su desarrollo. También con NOFLY, aunque más en ensayos de eficacia y control de calidad, es un producto que ya se está vendiendo en medio mundo y los ensayos que hacemos son más de calidad, estabilidad y eficacia, algo más periódico. Con Biolasting empecé de cero, hicimos ensayos para determinar las dosis, los rangos de patógenos sobre los que es eficaz y estaba todo por hacer cuando llegó a mis manos.

Ha ido desvelando el alcance de sus propiedades.

He vivido el principio, hasta ahora. Es más próximo, personalmente hablando, además de que es un producto ya acabado. Trabajamos con productos prototipo también, basados en microorganismos, que estamos probando y no tardarán en ser productos que salgan al mercado, pero todavía no tienen formulación definitiva. Biolasting ya está en el mercado y por eso también es favorito para mí, lo he visto nacer. Siento que he contribuido a que esté ahí. Además, también me gusta por el tipo de ensayos con que lo probamos. Es con fruta. El laboratorio huele muy bien durante una semana, tienes las manzanas allí. Es muy agradecido la verdad, además porque está dando muy buenos resultados.

Su trabajo hasta ahora ha tenido bastante sentido.

Me siento muy afortunada. Mi madre me decía, “de qué vas a trabajar luego después estudiando ingeniería técnica agrícola y siendo de Barcelona. ¿Dónde vas a trabajar? Y cuando descubrí la investigación y luego me metí en Futureco Bioscience, a hacer proyectos como los que acabo de explicar, siento que es lo que quiero hacer. Estoy muy contenta, he tenido mucha suerte y tal y como está el patio en nuestro país y el paro juvenil, a punto de acabar el máster contar con un trabajo en Futureco Bioscience, con sentido, me hace sentir con mucha suerte.

Cuándo sale del trabajo, ¿que es lo que más le gusta hacer en su tiempo libre?

Soffing (ríe). Soy bastante casera. Por las tardes suelo quedar con amigas o con mi madre y mis hermanas, que viven cerca. No suelo hacer muchas cosas. Me da a veces por apuntarme a clases de baile, pero por lo general me quedo por el barrio y en casa. Solemos salir más los fines de semana, que nos gusta ir a la montaña. Vamos casi todos los fines de semana al Montseny. A buscar setas si es temporada de setas, o espárragos si es temporada de espárragos, o simplemente a pasear. Últimamente me está dando por hacer bricomanía, por arreglar bien la casa, haciendo agujeros en la cocina, poniendo nosotros la encimera, la cocina, el comedor y pintando muebles.

¿Nos recomendaría alguna obra de cine o literatura?

Hace seis años que no voy al cine porque en casa con unas palomitas también se está muy bien. Una película que me encanta, más por la fotografía que por la película en sí, es Amelie. Es muy bucólica y divertida. Si no la Libros… la saga de Juego de tronos, es adictiva.

¿Algo de música en especial?

Escucho mucha música, más ahora con Spotify. Y la radio, que me gusta mucho. Me gusta Sting, Jamiroquai, el soul, el rock de los ochenta y los noventa… Pero no hay ningún concierto ni grupo por el que haría 7 horas de cola. Escucho sobre todo las emisoras Rac 105 y M80, cuando estoy en casa por la tarde más tranquila. Ahora estoy descubriendo la música escocesa, mi cuñado es escocés y me la ha descubierto, música celta moderna.

Certificaciones
Global Compact
Iso9001:2015
Inscribirse a Newsletter

Reciba mensualmente las últimas novedades de la agricultura moderna

Futureco Bioscience
Av. del Cadí, 19-23 P.l.
Sant Pere Molanta 08799
Olèrdola, Barcelona España (ES)

Futureco Bioscience S.A. © 2019 Todos los derechos reservados